El día en que López puede convertirse en Patxi

 

Totorika, López y Zabaleta. Los de "fuera" según el PNV

Totorika, López y Zabaleta. Los de "fuera" según el PNV

Ha estado a la vista durante toda la campaña y no sé si ha quedado del todo claro. El PSE-EE intentando mostrar que su candidato es Patxi y el PNV llamándole “López” todo el tiempo. Esto ciertos sectores del nacionalismo ya lo han hecho con García Macua, presidente del Athletic, quizás no suficientemente nacionalista, al que llaman García cuando quieren despreciarle o hacerle de menos.

¿Y qué hay detras de todo esto? ¿Por qué Patxi, que lo es para su partido pero también para toda la población de Euskadi, quiere ser señalado por el PNV como López? Se trata sin duda nuevamente del identitarismo. Es la forma simbólica de intentar decir de manera sintética, rápida y fácilmente traducible, lo mismo que Ibarretxe (obsérvese que no es Juanjo, sino Ibarretxe) explica más groseramente: yo soy de aquí, el único que defenderá las esencias de lo vasco. Ellos son los de fuera. Él (López) es el que va a entregar la irredenta vasconia a los malvados colonos. A los de fuera, a los que hablan extranjero (erdaldunes). Yo, Ibarretxe, no. Yo represento a los euskaldunes, a los que hablan la lengua de nuestros ancestros. Esa que es nuestra y no de ellos.

Sin embargo el mensaje “Patxi lehendakari” es algo más que renunciar a lo identitario. Si obviamos el hecho de que Patxi es hijo de Eduardo “Lalo” López Albizu (vaya parece que no es tan de “fuera”), lo que el posible futuro presidente vasco ha transmitido con ese nombre sin apellidos es la abolición de los linajes. La igualdad frente a la desigualdad. La mezcla frente a lo supuestamente puro. Lo gris frente a los que opinan que todo es blanco o negro. Los matices. La posibilidad de tener un nombre en euskera y un vulgar apellido castellano. Al fin y al cabo, la ciudadanía frente a los privilegios.

Porque en el Athletic puede haber un presidente que se apellida García y las rayas rojas no se caen de la camiseta. Y al frente del obispado de Bilbao tienen los católicos a “un tal Blázquez” sin que la “amatxu” de Begoña se haya bajado de su pilar.

Porque el domigo a la noche, quizás antes de que el lunes 2 de marzo se haya estrenado, pueden salirle las cuentas a un “maqueto” para ser lehendakari. Porque López puede convertirse en Patxi. Concretamente en “Patxi lehendakari”. Y eso será síntoma de que en este País, las cosas empiezan a cambiar. Pero ojo. Que nadie espere revanchas. Este Patxi, como buen vasco, es un hombre de palabra. Sensato. Poco amigo de las zozobras.

Un ciudadano tranquilo. El ciudadano López. Patxi, el Lehendakari.

 

Anuncios

~ por Elojoqueves en 27/02/2009.

Una respuesta to “El día en que López puede convertirse en Patxi”

  1. […] la defensa de la Ley y el igualitarismo. Lo decíamos una par de días antes de las elecciones en un artículo sobre la transformación del “López” que manejaba el PNV al “Patxi” que […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: